Fototerapia

La fototerapia se ha utilizado durante años para tratar enfermedades como la psoriasis y el vitíligo, pero se ha demostrado que es muy útil también para la eliminación de tatuajes o micropigmentación.

Consiste en la exposición de la piel a una luz de una intensidad intermedia entre la solar y la de un potente láser. Esta “luz” consigue activar los fotorreceptores, incluido una concatenación de respuestas biológicas para modificar algunas estructuras celulares. La regeneración observada en la epidermis los primeros días por clientes que han recibido una sesión de fototerapia es mucho más rápida que los que no. Ello se debe a que la luz fría estimula la regeneración celular con una longitud de onda de 650nm.

La lámpara de fototerapia está compuesta por un total de siete diodos láser que emiten luz visible y actúan encima de la zona tratada para estimular el colágeno, la elastina y el resto de componentes regeneradores de la piel consiguiendo al mismo tiempo un efecto antiinflamatorio.

Entre los beneficios de la fototerapia con LED podemos destacar que las heridas se curan mucho más rápido (casi en la mitad de tiempo) lo que nos permite desde el primer momento establecer una curación óptima en la zona tratada con láser.
¿Tienes un tatuaje mal hecho, un diseño que ya no te gusta o un “error del pasado”? Te re comendamos que solicites cita con un profesional de ZeroInk para que te pueda aconsejar. ¡Escúchale! Él buscará la mejor solución y te aconsejará sobre cuál es la mejor técnica para ti.