Eliminación de micropigmentación

En primer lugar, debemos dejar claro que existen dos tratamientos similares pero diferentes, que son la micropigmentación y el microblanding. Ambos tratamientos se utilizan para resaltar partes del cuerpo para que sean más estéticas, sin embargo, el microblanding únicamente se usa en las cejas. Con el microblanding conseguimos dar forma y volumen a las cejas cuando estas no cuentan con pelo, sea por la razón que sea.

Entre las diferencias que podemos encontrar entre estas técnicas, debemos destacar la duración de los tratamientos. En el caso de la micropigmentación, el resultado puede durar entre 1 y 4 años, sin embargo, con el microblanding la duración es de máximo 1 año. La micropigmentación tiene muchas ventajas, entre ellas, y una de las principales para las mujeres es el ahorro de tiempo a la hora de maquillarse.

Este procedimiento también se utiliza en tratamientos médicos o quirúrgicos, especialmente cuando se ha tenido una enfermedad en la cara o los senos. Gracias a la micropigmentación podemos devolver la normalidad a la apariencia de nuestra piel. Sin embargo, nada es para siempre, y tal y como hemos indicado antes, este tratamiento tiene una duración entre 1 y 4 años, por lo que hay que hacer retoques pasado ese tiempo. Hablemos ahora del procedimiento a seguir para la eliminación del maquillaje permanente (micropigmentación):

• En primer lugar, debemos evaluar el color, el tipo de pigmento, la profundidad y densidad del mismo y su antigüedad. Debemos estar seguros del procedimiento que se siguió en el pasado para poder tratar la zona de la forma correcta y obtener los resultados deseados.

• La eliminación de micropigmentación consiste en realizar “disparos” láser en una zona concreta de forma selectiva y así no afectar al resto de la piel. Estos disparos producen un estallido en la tinta que se convierte en microfragmentos y son reabsorbidos por el organismo.

• No es necesario esperar a que el tratamiento esté perdiendo fuerza. En muchas ocasiones, el cliente decide eliminar la micropigmentación ya sea porque no le favorece, no está bien hecho o porque le ha surgido algún problema de salud tras el tratamiento.

• En el caso de que decidas eliminar la micropigmentación, debes saber que se aplicarán sesiones con un tiempo entre ellas de 6 a 8 semanas, dependiendo de la zona y calidad de tinta.

• Para poder volver a micropigmentar la zona se debe esperar un tiempo mínimo de 12 semanas.

• No te preocupes por el pelo si tienes micropigmentación en las cejas o los párpados, usamos un láser que no afecta a los folículos pilosos por lo que el pelo no se te caerá.

¿Tienes un tatuaje mal hecho, un diseño que ya no te gusta o un “error del pasado”? Te re comendamos que solicites cita con un profesional de ZeroInk para que te pueda aconsejar. ¡Escúchale! Él buscará la mejor solución y te aconsejará sobre cuál es la mejor técnica para ti.